Cooperativa Gráfica La Voz de la Mujer

La Cooperativa Grafica “La Voz de la Mujer” es un emprendimiento de la Asamblea de Mujeres del MTD Lucha y Libertad de la Villa 20, Lugano- en la FOB (Federación de Organizaciones de Base).

Integrada en su totalidad por mujeres migrantes, trabajadoras y luchadoras populares, en la Grafica comenzamos haciendo cuadernos, cosidos y encuadernados, armados uno a uno artesanalmente por nosotras. Cada objeto es único y refleja la creatividad, la elección de colores, formas, diseños y bordados que nos representa en nuestros diversos orígenes. 

Confiamos en el poder de las imágenes y el grabado nos abrió un camino creativo y expresivo como modo de intervención política, desde xilografias de gran formato hechas en bicromía, hasta pequeñas tarjetas con diseños simples en cada diseño se refleja  la creación colectiva hechas con nuestras manos, nuestra prensa, las espátulas, rodillos, papel, lápiz, gubias y tintas, pero sobre todo: juntas. Pensar. Conversar. Resistir. Disfrutarlo y construirlo entre todas, transformando.

Cada año desde el 2013 realizamos el Calendario “feminista y militante” y desde el 2016 también tenemos nuestra Agenda con xilografías originales, combinando diferentes técnicas graficas en sus tapas e interior. 

Utilizando diversos materiales y técnicas gráficas (linograbado, xilografía y monocopia), editamos nuestro primer cuadernillo “Poesía Insumisa 1” con ilustraciones propias a las poesías de las feministas Patricia Karina Vergara Sánchez (México) y Melissa Cardoza (Honduras). 

El nombre de nuestra gráfica es un homenaje a las mujeres que entre 1896 y 1897, editaron en nuestro país el periódico comunista anárquico La Voz de la Mujer. Hoy retomamos esa voz vanguardista compartimos sus reflexiones sobre el amor libre, la importancia de la educación de las mujeres, la rebelión contra todas las opresiones, el cuestionamiento a la iglesia, la libertad de decidir sobre el matrimonio y la maternidad… Temas que aun hoy guían nuestras luchas en búsqueda de un mundo más justo y libre como dicen en el editorial del primer número del periódico, donde “hastiadas ya de tanto llanto y miseria, exigimos nuestra parte de placeres en el banquete de la vida”.A más de 100 años de la edición de periódico La Voz de la Mujer, con nuestra producción y trabajo autogestionado, nos sentimos felices de ser continuadoras de esa lucha por nuestros derechos como feministas y libertarias.